cabecera-OK.jpg

El proyecto inició el primero de diciembre del año 2020 y busca responder al déficit habitacional existente en nuestro país.

En esta etapa se contó con la asistencia del Investigador Asociado experto en ensayos estructurales y vibración de losas, Alexander Opazo, de la Universidad del Bío Bío. 

El gobierno actual ha comenzado a apoyar a la construcción industrializada en madera cómo una solución sustentable, conveniente y viable. Descubre estas y más de las cualidades de este material de la mano de nuestro socio Patagual Home.

A través de tratamientos que aumentan su durabilidad al otorgar protección contra organismos descomponedores, la madera impregnada logra extender su vida útil, dejando atrás diversos temores sobre su uso en construcción.

Gracias a un aporte financiero entregado por CMPC, será posible complementar el subsidio habitacional de los beneficiados y elevar la calidad de sus futuras viviendas.

Actualmente, existe un programa estatal que se encarga de fomentar el uso de pellets junto a otros combustibles sustentables, con el propósito de generar energía calórica en las regiones del sur del país. Una de estas medidas consiste en cambiar los calefactores del hogar por unos que se alimenten con pellets, para lo cual también se encargan de proveer a la ciudadanía con este bioproducto.

Contrario a la creencia popular, la madera ha demostrado tener un desempeño positivo en escenarios de catástrofes como incendios y terremotos. Cualidades propias del material, y avances tecnológicos desarrollados con miras a convertirlo en el material constructivo del futuro, forman parte de la nueva mirada de la construcción con madera.

Manuel Carpio, investigador principal del centro, enfocado en el área de sustentabilidad en la construcción, es la nueva persona a cargo de encabezar la entidad. Conócelo en esta entrevista.

En un trabajo colaborativo entre investigadores principales y asociados del centro, provenientes de la Universidad de Talca, Universidad de Concepción, y Pontificia Universidad Católica, se apunta a cuantificar la erosión y conductividad hidráulica de los suelos nacionales con climas mediterráneos.